31/1/12

Os celtas



No pelean los celtas contra el César, sino contra la protohistoria, sus pontífices y sus fantasmas. Recientemente López Cuevillas en “Grial” publicaba una esclarecedora nota titulada: “Ligures contra celtas”. Está al día minimizar los celtas, especialmente en nuestro Finisterre, y un vago ligur arqueológico se dispone a llenar los espacios que el celta rumoroso dejó vacíos y en silencio. Digo el celta rumoroso, porque desde que se lee a Pondal, esa ancha voz del pinar suscitada por la lengua del viento mareiro acompaña en la imaginación al celta vagabundo. Esa vagancia del celta también es pondaliana, y de Renán. Con lo cual, declaro mis clásicos. Es decir, para mí, intelectual y sentimentalmente, hay un celta, intemporal y eterno, que pasa cantando versos de Pondal; en la problemática de la tradición gallega, este celta está inserto, y vivirá, polo Baixo cantando, todo lo que viva nuestra tradición cultural. Arqueólogo o prehistoriador más o menos, no lo desmontarán.

Álvaro Cunqueiro: Los Celtas, 13-IV-1952.